Estados emocionales debidos a bloqueos y mal estado energetico.

Ansiedad
Autoestima
Crisis de pánico
Depresión
Fobias
Hiperactividad
Insomnio

 

ANSIEDAD

La ansiedad y preocupación se asocian a 3 o más de los siguientes síntomas:

  • Nerviosismo, inquietud o impaciencia
  • Fatigabilidad (cansancio) fácil
  • Dificultad para concentrarse o poner la mente en blanco
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular, temblor, cefalea (dolor de cabeza), movimiento de las piernas e incapacidad para relajarse
  • Alteraciones del sueño: dificultad para conciliar o mantener el sueño o sensación al despertarse de sueño no reparador
  • Sudoración, palpitaciones o taquicardia, problemas gastrointestinales, sequedad de boca, mareos, hiperventilación (aumento del número de respiraciones por minuto)

La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan un malestar significativo o deterioro en las relaciones familiares, sociales, laborales o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.

 

A menudo, nos vemos sin salida,y esta ansiedad se convierte en una fobia, lo que se llama crisis de ansiedad, cada vez son mas frecuentes.

 

A Través de nuestros audios, podrás regular estos estados.

 

AUTOESTIMA

La educación recibida, nuestras vivencias, comentarios ajenos, etc. van forjando en cada uno de nosotros un concepto sobre nosotros mismos, una manera de hablarnos, de relacionarnos con los demás. Es decir, elabora nuestra autoestima.No todo el mundo tiene la misma sensibilidad ante las críticas, y a muchos puede afectarle seriamente en su relación con los demás.

 

Para sentirnos bien es importante y necesario saber valorar nuestras virtudes y aceptar los errores en su justa medida. Muchas veces un bajo estado de ánimo es el resultado de esa falta de autoestima y puede llegar a tener consecuencias graves para la salud mental de una persona.

Problemas de autoestima

 

Es la evaluación que realizamos de nosotros mismos. Se considera que tener una alta auto estima es tener una visión saludable de sí mismo, es decir, alguien que se evalúa positivamente y está satisfecho con sus aptitudes. Sentirse satisfecho de sí mismo, no quiere decir que no se desee ser diferente en algunos aspectos; por ello, la persona con alta auto estima intenta mejorar en las áreas que no le gustan aceptando de modo realista sus aspectos, pero sin tener una postura excesivamente crítica.

 

Cuando se habla se habla de autoestima baja, se hace referencia a dos comportamientos: evaluarse de forma negativa, atribuyéndose características negativas y calificándose de un modo negativo, y no reconocerse los aspectos potencialmente positivos. La autoestima es un aspecto importante en el proceder general de la persona, y parece ser que está relacionada con otras áreas, es decir, puede ser la causa y el efecto del funcionamiento en otras áreas.

 

Las consecuencias de tener una autoestima baja son: la persona se convierte o se ve como un inútil, lo que le conduce a una inactividad. Suelen mostrar a menudo una actitud positiva ficticia, en un intento de mostrar a los demás que es una persona adecuada. También, sin embargo, suelen retraerse, por miedo a relacionarse con los demás, porque a la larga teme a ser rechazado. No sabe hallar aspectos de sí mismo de los que sentirse aprobado. Busca la aprobación de los demás, su valor depende de lo que digan ellos. Cede ante los demás, porque reina la opinión de los otros. Se anula a sé mismo. Se compara con los demás. Se aparta de la realidad y se refugia en la fantasía, se siente culpable, pierde confianza en sí mismo.

 

En resumen, las personas con baja autoestima, no se perciben con claridad a sí mismos. La imagen que ven magnifica sus debilidades y minimiza sus dotes. El resultado habitual de esto es una fuerte sensación de insuficiencia, a raíz de una desagradable comparación con las personas que le rodean.

La autoestima es uno de los “problemas” que mas dificultad tiene en armonizarse, debido a una amplitud de creencias y aptitudes enseñadas, pero lo puedes conseguir con nuestros audios recomendados.  Piensa que la autoestima es el motor de tu vida, solucionalo.

 

CRISIS DE PANICO

 

La característica fundamental es la presencia de Crisis de Pánico de severa intensidad y recurrentes, impredecibles y que no se encuentran relacionadas con ninguna circunstancia en particular (espontáneas), sin factor externo desencadenante, es decir que no son en respuesta a una situación u objeto temidos (en cuyo caso se trataría de una Fobia y no de un Trastorno de Pánico).

 

Estas Crisis (o Ataques) de Pánico, inesperadas y recidivantes, suelen presentar cuatro o más de los siguientes síntomas:

  • Miedo intenso a morir o a estar sufriendo un ataque cardíaco o alguna enfermedad física grave que ponga en riesgo la vida
  • Miedo intenso a volverse loco o a perder el control de si mismo
  • Palpitaciones (percepción del latido cardíaco) o pulsaciones aceleradas (taquicardia)
  • Sudoración
  • Palidez
  • Temblores o sacudidas musculares
  • Sensación de ahogo o falta de aire
  • Opresión en la garganta (sensación de no poder respirar) o en el pecho
  • Náuseas, vómitos o molestias y dolores abdominales
  • Inestabilidad, mareos o desmayos
  • Sensación de irrealidad (sentir al mundo externo como algo extraño)
  • Sensación de no ser uno mismo (despersonalización)
  • Hormigueos (parestesias)
  • Escalofríos o sensación de sufrir frío intenso

Las crisis se inician bruscamente, alcanzan su máxima intensidad en los primeros diez minutos y suelen durar menos de una hora. Dejan a quien las sufre en un estado de total agotamiento psicofísico y con un gran temor (ansiedad anticipatoria) a volver a padecer una nueva crisis (miedo al miedo). Este tipo de trastorno es tan traumático de experimentar que quien lo padece suele cambiar en forma brusca y desfavorable sus hábitos de vida (no querer salir solo de la casa o viajar, por ejemplo)

 

Muchas veces la persona que se encuentra padeciendo una Crisis de Pánico tiene la necesidad de "salir corriendo" del lugar donde se encuentra o de consultar urgentemente a un médico en el caso que crea que se esta muriendo de verdad. Si esta crisis se experimenta por primera vez en un lugar determinado, un tren o autobús por ejemplo, suele quedar temor de volver a ese mismo sitio o medio de locomoción, desarrollándose de este modo una fobia al mismo.

 

Un paciente que sufría de Crisis de Pánico describió su primera crisis de la siguiente forma: "Subitamente sentí una oleada de miedo sin que hubiera razón alguna. El corazón me latía apresuradamente, me dolía el pecho y se me dificultaba cada vez más respirar. Tenía mareos, ganas de vomitar, no podía parar de temblar. Sentía que me iba a morir."

 

Este trastorno se lo clasifica dentro de las neurosis, no tiene nada que ver con la locura (psicosis), ni desencadena con el tiempo en un cuadro de locura. Es importante recalcar esto ya que muchos paciente que sufren este trastorno, o los familiares del mismo, piensan que se están volviendo locos. Lo que sí es frecuente es que las personas que padecen de Trastorno de Pánico  desarrollen, si no son tratados a tiempo y adecuadamente, cuadros de tipo depresivos, fobias múltiples (especialmente agorafobia) o abuso de sustancias (alcohol o drogas).

 

Con n tratamiento adecuado, en poco tiempo, se pueden controlar y seguir una vida normal, pero es importante acudir a un especialista, y no aplazarlo y que empeore.

 

A Través de nuestros audios, podrás regular estos estados.

 

DEPRESION

La depresión es un problema de notable importancia. Puede señalarse, en general, que el trastorno depresivo se origina como consecuencia de la incapacidad para resolver, de un modo adecuado, un problema, o problemas.

 

La persistencia del problema, la inexistencia de estrategias efectivas para abordarlo, puede llevar a la persona a una situación de pasividad, de entrega, de renuncia, en suma al padecimiento de un trastorno depresivo. Aunque hoy en día no se dispone de una definición de la depresión, si existen descripciones sintomatológicas de los cuadros depresivos. Estos son:

  • Estado de ánimo depresivo
  • Disminución del interés por el placer
  • Pérdida de peso y/o cambios en el apetito (disminución o aumento)
  • Insomnio o hipersomnia
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor
  • Fatiga o pérdida de energía
  • Sentimientos de inutilidad, de culpa,  de tristeza.
  • Dificultad para pensar, concentrarse y tomar decisiones
  • Pérdida de autoestima Queda claro, por tanto, que el trastorno depresivo afecta de un modo global a la persona, produciendo cambios que alcanzan a todas las áreas de su comportamiento, y pudiendo trasladarse a síntomas físicos como forma de alarma.

A Través de nuestros audios, mejorara tu estado.

 

FOBIA

La fobia es un miedo persistente hacia un objeto o situación que no presenta un peligro real o en la que el peligro real es magnificado. Existen una gran variedad de situaciones y hechos alrededor de los cuales se puede llegar a  centrar una fobia, como por ejemplo:

  • A los lugares altos: ACROFOBIA
  • A los lugares abiertos o muy amplios: AGORAFOBIA
  • Al dolor: ALGOFOBIA
  • A las tormentas, rayos: ASTRAFOBIA
  • A los lugares cerrados o al encierro mismo: CLAUSTROFOBIA
  • A la sangre: HEMATOFOBIA
  • A contaminarse con gérmenes: MISOFOBIA
  • A quedarse solo: MONOFOBIA
  • A la oscuridad NICTOFOBIA
  • A las multitudes: OCOLOFOBIA
  • A las enfermedades: PATOFOBIA
  • Al fuego: PIROFOBIA
  • A los animales o a alguna clase particular de animales: ZOOFOBIA

La persona que padece una fobia si no evita la situación temida sufre angustia, que puede ir desde sentimientos leves de angustia hasta ataques de angustia.

 

Causas:
A modo muy general, puede pensarse que las fobias son un mecanismo de evitación o defensa ante impulsos reprimidos (impulsos sexuales, de ira...) o debidas a situaciones traumáticas vividas, o a un desplazamiento de ansiedad de una amenaza que originariamente era provocado por otro objeto o situación.

 

Ya no hay que vivir ni un día mas limitado a la fobia.
Cada caso hay que estudiarlo personalizadamente.

 

HIPERACTIVIDAD; SÍNTOMAS Y TRATAMIENTOS

La hiperactividad es un trastorno de la conducta caracterizado por la imposibilidad de mantener la atención en una situación, durante un periodo de tiempo razonablemente prolongado.

 

SÍNTOMAS DE LOS NIÑOS HIPERACTIVOS

  • Actividad motora excesiva. Se mueven constantemente y mucho más que lo “normal”. Sus movimientos no parecen justificados por la necesidad de hacer algo, parece que se “mueven por moverse”.
  • Gran impulsividad, que se pone de manifiesto cada vez que tienen que responder a una pregunta o tomar una decisión. Actúan sin detenerse primero a pensar.
  • No suelen terminar aquello que empiezan.
  • La falta de atención les dificulta para aprender muchas cosas, por eso presentan retraso generalizado en su desarrollo: social, escolar, personal, etc.
  • Muestran dificultades sociales de relación principalmente en el ámbito escolar tanto con profesores como con compañeros.
  • Suelen perder o extraviar sus cosas.
  • Sus movimientos suelen ser bruscos, rápidos y, consecuentemente, torpes.

INIDICADORES DE LA HIPERACTIVIDAD

  • De 0 a 2 años. Problemas en el ritmo del sueño y durante la comida, periodos cortos de sueño y despertar sobresaltado, resistencia a los cuidados habituales, irritabilidad.
  • De 2 a 3 años. Inmadurez en el lenguaje expresivo, actividad motora excesiva, escasa conciencia de peligro y propensión a sufrir accidentes.
  • De 4 a 5 años. Problemas de adaptación social, desobediencia y dificultades en el seguimiento de normas.
  • A partir de 6 años. Impulsividad, déficit de atención, fracaso escolar, comportamientos antisociales y problemas de adaptación social.

Un tratamiento adecuado con flores de bach y California, es adecuado para reducir la hiperactividad en poco tiempo, y mantener un control.

Acude a tu spicoterapeuta mas cercano.

 

INSOMNIO

¿Necesitamos dormir lo mismo toda nuestra vida?
Pasamos una gran parte de nuestra vida durmiendo. Los bebés duermen prácticamente 24 horas al día. Los niños pequeños se echan frecuentes siestas. Los jóvenes y los adolescentes duermen alrededor de ocho o nueve horas cada noche, mientras que la mayoría de los adultos puede dormir entre siete u ocho horas, a veces menos. Muchas personas mayores necesitan menos horas aún, quizá cinco o seis y también tienden a tener un sueño más ligero.

 

¿Por qué las personas mayores duermen menos?
Las personas mayores pueden no necesitarlo o no ser capaces de dormir tanto como los jóvenes. Esto podría ser porque llevan una vida relativamente inactiva, o porque duermen más durante el día.

 

¿Qué es el insomnio?
El término insomnio se refiere a la incapacidad de dormirse o permanecer dormido durante un periodo de tiempo determinado. Esto puede causar un cansancio crónico que afecta negativamente a nuestra vida diaria.

 

Dicho esto, es importante hacer hincapié en que prácticamente todo el mundo tiene problemas para dormir en un momento u otro de su vida. Estrés, depresión y preocupación son causas bien conocidas del insomnio. La enfermedad es otra causa posible, especialmente si hay dolor o molestias.

 

¿Qué precauciones debo tomar cuando uso somníferos?
Existen muchos tipos de somníferos disponibles. Sin embargo, es importante no usar las pastillas para dormir con demasiada frecuencia. Con ellas, el cuerpo se vuelve dependiente de la medicación y es posible que encuentre muy difícil el dejar de tomarla. También puede necesitar cada vez mayores dosis para lograr el mismo efecto deseado, porque su cuerpo se vuelve tolerante, es decir pide una dosis mayor de la sustancia para que se provoque el mismo efecto. También le pueden dejar una sensación de modorra y letargo por las mañanas. Lo aconsejable es detectar mediante un terapeuta el problema del sueño, pues la mayoría de veces son inquietudes, preocupaciones, estrés, o bien una perdida del reloj interno que mediante las terapias adecuadas esta casi asegurado el éxito, sin necesidad de somníferos. Recuerda que es importante para nuestra salud un buen descanso.

 

Consejos útiles para personas con insomnio

  • Con frecuencia el ejercicio ayuda a dormir, pero evite el ejercicio justo antes de ir a la cama.
  • Ponga por escrito en un papel las preocupaciones, más que inquietarse por ellas mientras trata de dormir.
  • Un baño caliente antes de irse a la cama puede ayudarle.
  • Intente no comer mucho antes de irse a la cama.
  • El consumo de alcohol puede alterar el sueño de la noche, aunque una pequeña copa le puede ayudar a conciliar el primer sueño.
  • Reduzca las bebidas que contienen cafeína (café, té, cacao y colas) especialmente a última hora de la tarde.
  • Asegúrese de tener una cama confortable. El dormitorio debe estar bien ventilado y fresco, así como tan oscuro y tranquilo como sea posible.
  • No se vaya a la cama hasta que se sienta cansado.
  • El sexo justo antes de irse a la cama puede tanto fomentar como dificultar el sueño. Los hombres pueden dormir bien después del sexo mientras que muchas mujeres se desvelan.
  • Lea un libro hasta que se sienta adormilado. Levántese de nuevo si no puede dormirse en media hora. Siéntese, lea el periódico, escuche música y vuelva a la cama media hora más tarde.
  • Levántese todas las mañanas a la misma hora. Ponga el despertador y salga de la cama rápidamente, incluso si se ha acostado tarde o no ha podido dormir. De este modo, al final del día probablemente se sentirá cansado y adormilado justo en el momento adecuado. Si hace esto durante una cantidad suficiente de días, tendrá éxito al ajustar su reloj interno y estará cansado cuando lo necesite.
  • A Través de nuestros audios, podrás regular el insomnio.

 

 

 

INDEX EARN MONEY PRODUCTS ABOUT US MY ACCOUNT PATOLOGIES DIETAS POR GRUPO SANGUÍNEO CONTACT
Dinero Salud y Amor 2010 Todos los derechos reservados AVISO LEGAL - POLÍTICA DE PRIVACIDAD
Requires Flash Player - 1024px optimal resolution