Alimentos por grupo sanguineo

Grupo sanguineo 0
Grupo sanguineo A
Grupo sanguineo AB
Grupo sanguineo B

 

 

Dieta para las personas del grupo sanguíneo cero

Las personas con el grupo sanguíneo del tipo 0, mejorarán su salud al restringir el consumo de granos, panes de trigo y legumbres. El principal factor en el aumento de peso para las personas del tipo 0 es el gluten que se encuentra en el germen de trigo y los productos de harina integral. Actúa sobre su metabolismo para crear el estado opuesto al de la cetosis. En lugar de mantenerse delgado en condiciones de alta energía, las lectinas del gluten inhiben su metabolismo de insulina, interfiriendo en el uso eficiente de las calorías. Consumir gluten es como cargar el tanque de gasolina de su automóvil con el combustible indebido. En lugar de alimentar el motor, lo atasca. (En menor grado, el maíz tiene el mismo efecto, si bien no influye tanto como el trigo en el aumento de peso del tipo 0). He visto individuos obesos del grupo 0 que no habían tenido éxito con otras dietas, y perder peso rápidamente con solo eliminar el trigo de sus dietas.

 

Hay otros factores que contribuyen al aumento de peso en las personas del tipo 0. Ciertos porotos y legumbres, especialmente las lentejas y las alubias, contienen lectinas que se depositan en sus tejidos musculares, haciéndolos más alcalinos y menos "dotados" para la actividad física. Los individuos del grupo 0 son más delgados cuando sus tejidos musculares se encuentran en un estado de ligera acidez metabólica. En este estado, se utilizan las calorías más rápidamente.

 

Un tercer factor en el aumento de peso del tipo 0 está relacionado con la regulación tiroidea. El individuo del grupo sanguíneo 0 tiene una tendencia a los bajos niveles de hormona tiroides. Esta insuficiencia, llamada hipotiroidismo, ocurre porque el tipo 0 suele no producir suficiente yodo, un mineral cuyo único propósito es la producción de hormona tiroides. Los síntomas de hipotiroidismo incluyen aumento de peso, retención de líquidos, debilitamiento muscular y fatiga.

 

Además de moderadas porciones de alimento y de elegir carnes magras para obtener un beneficio máximo del control de peso, el tipo 0 necesita ingerir ciertos alimentos por sus efectos beneficiosos y evitar otros por sus efectos nocivos.

 

He aquí una guía simple de los alimentos que perjudican su salud y le hacen ganar peso: He aquí una guía simple de los alimentos que benefician a su salud y le hacen perder peso:

Gluten de trigo

Interfiere con la eficiencia de la insulina, retarda el ritmo metabólico

Maíz

Interfiere con la eficiencia de la insulina, retarda el ritmo metabólico

Legumbres

Perjudican la utilización de calorías

Judías blancas

Perjudican la utilización de calorías

Lentejas

Inhiben el adecuado metabolismo de los nutrientes

Repollo / Coliflor / Col de Bruselas

Inhibe la producción de la hormona tiroides

He aquí una guía simple de los alimentos que benefician a su salud y le

Algas marinas

Contienen yodo, aumentan la producción de hormona tiroides.

Pescados y mariscos

Contienen yodo, aumentan la producción de hormona tiroides.

Sal yodada*

Contienen yodo, aumentan la producción de hormona tiroides.

Hígado

Fuente de vitamina-Bfavorece el metabolismo eficiente.

Carne roja

Favorece el metabolismo eficiente.

Col, espinaca, brócoli

Favorece el metabolismo eficiente.

NOTA: Es preferible que obtenga su yodo de fuentes como los pescados, los mariscos y las algas marinas, ya que el sodio puede contribuir a la hipertensión arterial y la retención de líquidos.

 

Infusiones recomendables

 

Las hierbas como la menta (peppermint), el perejil, la rosa mosqueta y la zarzaparrilla tienen todas ese efecto. Por otra parte, hierbas como la alfalfa, el áloe, la bardana y la barba del maíz estimulan el sistema inmune y licuan la sangre, un problema para las personas del tipo 0.

 

Beneficiosas: Alholva, Alsine, Cayena, Diente de león, Jengibre, Lúpulo, Mora, Olmo, Peppermint (menta), Tila.

 

Neutras: Abedul blanco, Te verde o japonés, ValerianaGinseng, Hoja de frambueso, Manzanilla, Tomillo, Marrubio, Milenrama, Salvia, Roble blanco (corteza), Verbena.

 

No aconsejables: Alfalfa, Áloe, Barba de maíz, Bolsa de pastor, Fárfara o uña de caballo, Genciana, Hierba de San Juan.

 

Bebidas en general: Hay muy pocas bebidas aceptables para el tipo 0. Usted está bastante limitado a los efectos inocuos del agua mineral, el agua de seltz y el té. La cerveza es admisible con moderación, pero no es una buena opción si usted pretende perder peso. Las cantidades moderadas de vino se permiten, pero no deberían constituir una rutina diaria. El té verde es admisible como un sustituto aceptable para otros productos cafeinados, pero no contiene propiedades curativas especiales para el tipo 0. El problema que plantea el café para el grupo sanguíneo 0 radica en que provoca un aumento de los niveles de ácido gástrico. Estas personas ya cuentan con abundante ácido gástrico y no necesitan un aporte adicional. Si usted es bebedor de café, quizá pueda comenzar a reducir gradualmente la cantidad que consume cada día. Su meta fundamental debería ser eliminarlo por completo. Los síntomas de aislamiento más comunes, como la jaqueca, la fatiga y la irritabilidad, no ocurrirían si usted prescindiera gradualmente de esa bebida. El té verde es una buena alternativa.

 

Beneficiosas: Agua mineral.

 

Neutras: Cerveza, Té verde.

 

No aconsejables: Café, Gaseosas, Colas, Licores destilados, Té negro.

 

Dieta para las personas del grupo sanguíneo A

El tipo A prospera con las dietas vegetarianas, la herencia de sus antepasados agricultores más establecidos y menos aguerridos. Si usted es norteamericano o sudamericano y pertenece al grupo A, debe resultarle demasiado arduo pasar del típico régimen de carne y papas a las proteínas de la soja, los cereales y los vegetales. Del mismo modo, debe parecerle difícil eliminar completamente los alimentos procesados y refinados, ya que nuestros alimentos vistosamente envasados contienen cada vez más toxinas. Por eso es particularmente importante que los sensibles integrantes de este grupo sanguíneo ingieran sus alimentos en un estado tan natural como sea posible: frescos, puros y orgánicos.

 

Este ajuste de la dieta para el sistema inmune sensible del tipo A puede ser muy decisivo. El grupo sanguíneo A está biológicamente predispuesto a las afecciones cardíacas, el cáncer y la diabetes. En otras palabras, éstos son sus factores de riesgo. Pero no tienen por qué ser su destino. Si usted sigue esta dieta, puede fortalecer su sistema inmune e impedir el desarrollo de enfermedades potencialmente mortales. Un aspecto positivo de su origen genético es su capacidad para utilizar lo mejor que la naturaleza tiene para ofrecer. Será su desafío reaprender lo que su sangre ya sabe.

 

Usted será naturalmente más delgado con la Dieta del tipo A. Si está acostumbrado a comer carne, perderá peso más rápidamente al principio, a medida que elimine los alimentos tóxicos de su dieta.

 

En muchos aspectos, el tipo A es exactamente lo opuesto del tipo 0 en lo que respecta al metabolismo. Si bien los productos animales aceleran el ritmo metabólico del grupo 0, haciéndolo más eficiente, tienen un efecto muy diferente sobre el tipo A. Quizás usted ya haya notado que cuando come carne roja se siente flojo y menos dinámico que cuando come proteínas vegetales. Algunas personas del tipo A experimentan una retención de líquidos cuando sus sistemas digestivos procesan lentamente las comidas pesadas. Los individuos del grupo 0 "queman" su ingesta de carne como si fuera combustible; pero el tipo A la almacena como grasa. La razón de esta diferencia es el ácido gástrico. Mientras que el tipo 0 tiene un alto contenido de ácido gástrico, que favorece la digestión de la carne, el tipo A tiene un contenido de ácido más bajo, una adaptación de sus antepasados que sobrevivieron sobre la base de una dieta vegetariana.

 

Los alimentos lácteos también son deficientemente digeridos por el tipo A, y provocan reacciones insulínicas, otro factor de trastorno metabólico. Además, los productos lácteos son muy ricos en grasas saturadas, el tipo de grasa que compromete la función cardíaca y lleva a la obesidad y la diabetes.

 

El trigo es un factor ambivalente en la Dieta del tipo A. Si bien las personas de este grupo sanguíneo pueden comer trigo, tienen que procurar no consumir demasiado trigo para que su tejido muscular no se torne excesivamente ácido. A diferencia del grupo 0, que posee un tejido ligeramente ácido, el tipo A no puede utilizar la energía tan rápidamente y el metabolismo de las calorías se inhibe. Esta reacción particular al trigo es un buen ejemplo de cómo los diferentes alimentos producen reacciones distintas de acuerdo con su tipo de sangre. El trigo es alcalino en el tipo 0 y ácido en el tipo A.

 

Además de ingerir una amplia variedad de alimentos saludables bajos en grasa y de equilibrar los vegetales y granos, el tipo A necesita identificar ciertos alimentos por sus efectos beneficiosos o perjudiciales

Carne

Deficientemente digerida y almacenada como grasa.

Lácteos

Incrementa las toxinas digestivas.

Habas

Inhiben el metabolismo de los nutrientes e interfieren con las enzimas digestivas.

Trigo(en exceso)

Retrasan el ritmo metabólico e inhibe la eficiencia insulínica; empeora la utilización de las calorías.

 

Grupo A

Hace unos 25.000-15.000 años la vida del ser humano cambió, surgió la ganadería y la agricultura. haciéndose el hombre se hizo sedentario. Este cambio de alimentación (menos carne y más cereales y verduras) hizo que el grado de acidez del estómago se adaptara al consumo de cereales que precisan un pH menos ácido, por lo que estas personas tienen una mayor dificultad en digerir la proteína animal. En este grupo encontramos la mayor cantidad de personas vegetarianas. Su tubo digestivo es sensible y su sistema inmune no es muy fuerte y hay una mayor tendencia a infecciones

 

Dieta Aconsejable:
El estómago suele tener bajos niveles de ácidos gástricos por lo que se digieren mal las carnes y los pescados. Se recomienda una dieta vegetariana o con poca proteína animal, las legumbres, los cereales, las verduras, las frutas, y algo de pescado

 

Para Perder Peso:
Tomar poca carne, lácteos, trigo y legumbres. Preferir soja, piña, verduras y aceites vegetales

 

Nutrientes Recomendados:

  • Vitamina B12: Soja y sus derivados (leche, miso, etc.)
  • Vitamina C: Limón, brócoli, piña, fresas, pomelo.
  • Vitamina E: Cacahuete, Harinas integrales y vegetales de hoja verde.
  • Espino Albar: Esta hierba es un tónico cardiovascular, que además disminuye la presión arterial.
  • Echinacea: Mejorar la inmunidad y previene infecciones comunes (resfriados y gripes)
  • Quercitina: Antioxidante vegetal (cebollas)
  • Cardo Mariano: Antioxidante muy eficaz

Alimentos Beneficiosos

  • Carnes: Mejor ninguna. Pollo y pavo.
  • Lácteos: Queso de soja y leche de soja, queso y leche de cabra, queso de oveja, kéfir
  • Pescados: Bacalao, caballa, carpa, dorado, salmón, sardina, trucha
  • Pastas: Pan Esenio, pan de harina de soja, tortas de arroz
  • Hortalizas: Acelgas, ajo, alcachofa, brócoli, cebolla, escarola, espinacas, puerros, zanahorias, calabacines, algas, coliflor, lechuga, rábanos.
  • Legumbres: Lentejas, frijoles, habas
  • Cereales: Amaranto, trigo sarraceno, arroz y mijo.
  • Frutos secos: Semillas de calabaza, girasol, almendras, nueces, cacahuetes.
  • Frutas y Zumos: Fresas, ciruelas, piña, ciruela, higos, limón, pomelo y uva
  • Bebidas: Mate, Té Pu-erh, Té Rooibos, agua mineral
  • Especias: Ajo, jengibre, melaza, miso, salsa de soja

Alimentos Desaconsejables

  • Carnes: Pato, cerdo, vacuno, conejo, tocino, ternera.
  • Pescados: Pulpo, calamar, salmón ahumado, arenque en salazón, merluza, arenque, anchoa, lenguado, langosta, mejillones.
  • Pastas: Trigo o de maíz.
  • Hortalizas: Pimientos, tomates, patatas, repollo.
  • Frutas: Plátano, coco, mango, melón, naranja, papaya, mandarina.
  • Lácteos: Leche entera, quesos Camembert, Edamer, Emmental, Gouda, Cuajada, Parmesano, Burgos.
  • Cereales: Trigo, maíz, avena.
  • Especias: Vinagre de sidra y balsámico, alcaparras, nuez moscada, pimienta blanca y negra, vainilla, canela.
  • Bebidas: Café, té negro, colas y refrescos artificiales.

Dieta para las personas del grupo sanguíneo AB

Con menos de mil años de antigüedad, el tipo de sangre AB es biológicamente complejo y raro (2 a 5 por ciento de la población mundial). No encaja fácilmente en ninguna de las otras categorías. Los antígenos múltiples a veces hacen que el tipo AB se parezca al A, a veces al B, y otras veces a una fusión de ambos, una sangre de tipo centauro.

 

Esta multiplicidad de cualidades puede ser positiva o negativa, dc acuerdo con las circunstancias. Por eso la Dieta del tipo AB requiere que usted lea la lista de alimentos muy cuidadosamente, y que se familiarice con las dietas de los tipos A y B para comprender mejor los parámetros de su dieta.

 

Básicamente, la mayoría de los alimentos que están contraindicados para el tipo A o el tipo B probablemente no sean convenientes para el tipo AB, si bien hay algunas excepciones. Los panhemoglutinantes, que son lectinas capaces de aglutinar todos los tipos de sangre, parecen ser mejor tolerados por el tipo B, quizá porque la reacción de estas lectinas es contrarrestada por los dobles anticuerpos AS B. Los tomates son un excelente ejemplo. Los tipos A y B no puedes tolerar estas lectinas, mientras que el tipo AB puede comer tomates sin efectos detectables.

 

Las personas del grupo sanguíneo AB a menudo son más fuertes y activas que las más sedentarias del grupo A. Esta acumulación adicional de vigor quizá se deba a su memoria genética que todavía contiene vestigios recientes de sus antepasados esteparios del grupo B.

 

El factor pérdida de peso

 

En lo que respecta al aumento de peso, el tipo AB refleja la herencia mixta de sus genes A y B. A veces esto significa problemas específicos. Por ejemplo, como el tipo A tiene más baja cantidad de ácido gástrico, junto con la adaptación del tipo B a las carnes. Por lo tanto, si bien usted está genéticamente programado para el consumo de carnes, carece de suficiente ácido gástrico para metabolizarlas con eficiencia, y la carne que come suele ser almacenada como grasa. Para perder peso, usted tiene que restringir su consumo de carnes, comiendo pequeñas cantidades que puede suplementar con vegetales y tofu (queso de soja).

 

El tipo AB tiene la misma respuesta insulínica que el tipo B cuando come alubias o porotos / frijoles / judías de media luna, maíz, trigo sarraceno o semillas de sésamo (si bien debido a sus características del tipo A ns necesita evitar el maní ni las lentejas). La producción inhibida de insulina causa hipoglucemia y una reducción del azúcar de la sangre después de las comidas, lo cual conduce a un metabolismo menos eficiente de los alimentos.

 

El tipo AB no tiene la reacción severa de los tipos O y B al gluten del trigo. Pero también en este caso, si pretende adelgazar debe evitar el trigo, que suele hacer más ácido su tejido muscular. El tipo AB utiliza las calorías más eficientemente cuando su tejido es algo alcalino.

 

Alimentos que favorecen el aumento de peso


Carnes rojas

deficientemente digeridas almacenadas como grasa

Alubias

inhiben la eficiencia insulínica, causan hipoglucemia y retardan el ritmo metabólico

Poroto / fríjol / judía de media luna

inhiben la eficiencia insulínica causan hipoglucemia y retardan el ritmo metabólico

Semillas de sésamo

causan hipoglucemiainhibe

Maíz

inhiben la eficiencia insulínica

Trigo sarraceno

causa hipoglucemia

Trigo

retarda el metabolismo, uso ineficiente de las calorías e inhibe la eficiencia insulínica

 

Alimentos que favorecen la pérdida de peso

 

Tofu

promueve la eficiencia metabólica

Pescados

promueve la eficiencia metabólica

Lácteos

mejoran la producción de insulina

Verduras

mejoran la eficiencia metabólica

Algas marinas

mejoran la producción de insulina

Ananá / piña

facilita la digestión y estimula la evacuación intestinal

Infusiones de hierbas

 

Las personas del grupo sanguíneo AB deberían tomar infusiones de hierbas para reforzar el sistema inmune y desarrollar una protección contra las afecciones cardiovasculares y el cáncer. La alfalfa, la bardana, la manzanilla y la echinácea son excelentes estimulantes del sistema inmune. El marjoleto y el palo dulce son muy beneficiosos para la salud cardiovascular. El té verde tiene efectos muy positivos sobre el sistema inmune. Las infusiones de diente de león, raíz de bardana y hojas de frutilla fresa contribuyen a la absorción del hierro y previenen la anemia.

 

Muy beneficiosas: Alfalfa, Bardana, Echinacea, Escaramujo de rosa, Manzanilla, Ginseng, Hojas de fresa, Palo dulce, Marjoleto, Té verde, Jengibre.

Neutras: Abedul blanco, Alsine, Cayena, Corteza de roble blanco, Diente de león, Dong quai, Hierba de San Juan, Hierba gatera, Hoja de frambueso, Marrubio, Menta verde, Milenrama, Morera, Olmo norteamericano, Peppermint, Perejil, Salvia, Saúco, Tomillo, Valeriana, Verbena, Zarzaparrilla.

No aconsejables: Alholva, Aloe, Barba de maíz, Bolsa de pastor, Candelaria, Verbasco, Escutelaria, Fárfara, Uña de caballo, Genciana, Lúpulo, Ruibarbo, Sen, Tilo, Trébol rojo.

 

Bebidas en general

Una taza o dos de café descafeinado (o no descafeinado) por día incrementa su producción de ácido gástrico y también tiene las mismas enzimas que se encuentran en la soja. Para obtener una mejor combinación de beneficios beba café y té verde en forma alternada.

Muy beneficiosas: Café descafeinado, Café no descafeinado, Té verde.

Neutras: Agua de seltz, Agua mineral, Cerveza, Vino blanco, Vino tinto.

No aconsejables: Gaseosa, Cola, Licores destilados, Otras gaseosas, Té negro descafeinado, Té negro no descafeinado.

 

Dieta para las personas del grupo sanguíneo B

El tipo 0 y el tipo A parecen ser los extremos opuestos en muchos aspectos. Pero el tipo de sangre B se puede definir mejor como el grupo idiosincrásico, con características completamente únicas y a veces camaleónicas. En muchos sentidos, el tipo B se asemeja tanto al tipo 0 que los dos parecen estar relacionados. Pero en un análisis más profundo, el tipo B revela una modalidad totalmente inédita, exclusivamente propia. Podríamos decir que el grupo sanguíneo B representa un refinamiento sofisticado en la trayectoria evolutiva, un esfuerzo de reunir los pueblos y culturas divergentes.

 

En general, el tenaz y alerta tipo B es capaz de resistir muchas de las enfermedades severas más frecuentes en la vida moderna, como las afecciones cardíacas y el cáncer. Aun cuando contraiga esas enfermedades, es más probable que sobreviva a ellas. Pero como el tipo B es un poco excéntrico, sus sistemas parecen ser más propensos a alteraciones exóticas del sistema inmune, como la esclerosis múltiple, el lupus y cl síndrome de fatiga crónica.

 

De acuerdo con mi experiencia, una persona del grupo B que sigue fielmente la dieta recomendada a menudo puede superar una enfermedad grave y gozar de una vida prolongada y saludable.

 

La Dieta del tipo B es equilibrada y sana, e incluye una amplia variedad de alimentos. En palabras de mi padre, representa "lo mejor de los reinos vegetal y animal".

 

EL FACTOR PÉRDIDA DE PESO

 

En los individuos del tipo B, los principales factores para el aumento de peso son el maíz, el trigo sarraceno, las lentejas, el maní y las semillas de sésamo. Cada uno de estos alimentos tiene una lectina diferente, pero todos afectan la eficiencia de su proceso metabólico, causando fatiga, retención de líquido e hipoglucemia (una severa disminución en el azúcar de la sangre después de ingerir una comida). Mis pacientes con hipoglucemia a menudo me preguntan si deberían seguir el consejo habitual de hacer varias pequeñas comidas por día a fin de evitar que bajen los niveles de azúcar en su sangre. Personalmente, desaliento esta práctica. Considero que el mayor problema no es cuándo comen, sino qué comen. Ciertos alimentos provocan una caída en el azúcar de la sangre, especialmente en las personas del grupo B. Si usted elimina estos alimentos y empieza a seguir la dieta apropiada para su grupo sanguíneo, sus niveles de azúcar en la sangre se van a mantener normales después de las comidas. El problema con el "apacentamiento" - hacer muchas pequeñas comidas a lo largo del día - es que interfiere con los síntomas naturales de hambre en su cuerpo; puede empezar a sentir que está hambriento todo el tiempo, una situación no muy conveniente si usted está tratando de perder peso.

 

El tipo B es similar al tipo 0 en su reacción al gluten que se encuentra en el germen de trigo y los productos de harina integral. La lectina del gluten se suma a los problemas causados por otros alimentos retardadores del metabolismo. Cuando el alimento no se digiere eficientemente y el organismo no lo "quema" como combustible, se almacena como grasa.

 

El gluten de trigo en sí mismo no afecta tan severamente al tipo B como lo hace con el tipo 0. Sin embargo, cuando usted agrega trigo a las mezclas de maíz, lentejas, trigo sarraceno y maní, el resultado final es igualmente dañino. Las personas del grupo sanguíneo B que necesitan perder peso deberían evitar definitivamente el trigo.

 

De acuerdo con mi experiencia, el tipo B logra controlar eficazmente su peso cuando evita estos alimentos, junto con otros que contienen lectinas tóxicas. Usted no tiene impedimentos fisiológicos naturales para perder peso, como los problemas de tiroides que afectan al tipo 0. Tampoco padece trastornos digestivos. Todo lo que necesita hacer para perder peso es atenerse a su dieta.

 

A algunas personas les sorprende que el tipo B no sea más propenso a tener problemas con el control de peso, ya que su dieta alienta el consumo de alimentos lácteos. ¡Por supuesto que si usted consume demasiados alimentos altos en calorías, va a aumentar de peso! Pero la ingesta moderada de alimentos lácteos en realidad contribuye a lograr un equilibrio metabólico en el grupo sanguíneo B. Los verdaderos responsables del aumento de peso son los alimentos que inhiben el uso eficiente de la energía y favorecen el almacenamiento de las calorías como grasa.

 

Estas son las características salientes de la pérdida de peso para el tipo B:

He aquí una guía simple de los alimentos que perjudican su salud y le hacen ganar peso:

Maíz

Inhibe la eficiencia de la insulinaretarda el ritmo metabólico causa hipoglucemia.

Lentejas

Inhiben la asimilación apropiada de nutrientes afectan la eficiencia metabólica causan hipoglucemia.

Mani

Afecta la eficiencia metabólicacausa hipoglucemia inhibe la función del hígado.

Semilla de sésamo

Afecta la eficiencia metabólica causa hipoglucemia.

Trigo sarraceno

Inhibe la digestiónafecta la eficiencia metabólica causa hipoglucemia

Trigo

Retarda los procesos digestivo y metabólico, hace que el alimento se almacene como grasa, y no que se "queme" como energía; inhibe la eficiencia de la insulina.

He aquí una guía simple de los alimentos que benefician a su salud y le hacen ganar peso:

Vegetales de hoja verde

Favorecen la eficiencia metabólica.

Carne

Favorecen la eficiencia metabólica.

Huevos / productos lácteos

Favorecen la eficiencia metabólica de bajo contenido graso.

Hígado

Favorece la eficiencia metabólica.

Té de palo dulce

Contrarresta la hipoglucemia.

 

INFUSIONES RECOMENDABLES

 

El tipo B no obtiene grandes beneficios de la mayoría de las infusiones, y sólo unas pocas son perjudiciales. En conjunto el tipo B equilibra las cosas. Lo logra con las infusiones de hierbas beneficiosas, el jengibre para entonar, la menta (peppermint) para suavizar el tubo digestivo, y así sucesivamente.

 

El ginseng es muy recomendable para este grupo sanguíneo porque parece tener un efecto positivo sobre el sistema nervioso. Pero tenga en cuenta que puede actuar como un estimulante, de modo que bébalo en las primeras horas del día.

 

El palo dulce (oruzuz) es particularmente bueno para el grupo sanguíneo B. Posee propiedades antivirales que reducen su susceptibilidad a las enfermedades autoinmunes. Además, muchas personas del tipo B experimentan una disminución del nivel de azúcar en la sangre después de las comidas (hipoglucemia), y el palo dulce les ayuda a regular esos niveles.

 

Más recientemente, he descubierto que el palo dulce es un poderoso elixir para las personas que padecen el síndrome de fatiga crónica.

 

Muy beneficiosas: Fruto del rosal. Ginseng, Hoja de frambueso, Jengibre, Palo dulce, Peppermint (menta), Perejil, Salvia.

 

Neutras: Abedul blanco, Alfalfa, Alsine, Bardana, Cayena, Corteza de roble blanco, Diente de león, Dong quai, Echinacea, Hierba de San Juan, Hierba gatera, Hoja de fresa, Manzanilla, Marjoleto, Marrubio, Menta verde, Milenrama, Morera, Olmo americano, Raíz de Oruzuz, Saúco, Té verde, Tomillo, Valeriana, Verbena, Zarzaparrilla.

 

No aconsejables: Alholva (fenogreco), Aloe, Barba de maíz, Candelaria, verbasco, Escutelaria, Fárfara (uña de aballo), Genciana, Lúpulo, Sen, Trébol rojo (o pratense), Tilo.

 

 

 

INDEX EARN MONEY PRODUCTS ABOUT US MY ACCOUNT PATOLOGIES DIETAS POR GRUPO SANGUÍNEO CONTACT
Dinero Salud y Amor 2010 Todos los derechos reservados AVISO LEGAL - POLÍTICA DE PRIVACIDAD
Requires Flash Player - 1024px optimal resolution